Caquitas duras vs Caquitas blandas

Una de las características de dar pienso es que las caquitas de nuestro peque son siempre iguales, ya que cada día reciben siempre los mismos “nutrientes”, y además, suelen ser blandas, olorosas y cuantiosas.

Con la dieta natural todo esto va a cambiar, ya que recibirá mucha mayor variedad de alimentos que influirán en sus digestiones. Por regla general, sus caquitas serán más sólidas, nada olorosas y sobre todo, notarás que ya no hace tantas veces al día sus necesidades mayores, incluso, puede pasar un día completo sin hacerlo y esto sería perfectamente normal.

Sin embargo, hay días que pueden estar un poco estreñidos o al contrario, un poco “sueltos”. Estos días podemos ayudarles a través de la alimentación para regular su tránsito intestinal sabiendo que:

  • Los huesos carnosos, los huesos recreacionales, la tripa verde y los vegetales que crecen debajo de la tierra en general (zanahorias, batatas o remolacha, por ejemplo) endurecen las caquitas.
  • Los vegetales que crecen por encima de la tierra en general (espárragos, brócoli, col, coliflor, apio, por ejemplo), las grasas, los aceites y la vitamina C ablandan las caquitas.

* Recuerda que los vegetales debes hervirlos antes de dárselos a tu compañero para que sea más fácil digerirlos.

Es importante que cambies tu mentalidad y aceptes que cada día sus caquitas serán diferente, y que un día su caquita sea más dura o más blanda no es importante. Este truco te servirá cuando tu compañero lleve unos días estreñido o al contrario.

Esta entrada se publicó en Cada maestrillo tiene su librillo, Los huesos carnosos y está etiquetada con , , , en por .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *